martes, 2 de septiembre de 2008

Un buen comienzo

No es mi libro preferido, pero posiblemente, tiene el comienzo que más me ha gustado entre cuantos he leído hasta la fecha. Es brillante, filosófico, poético, descriptivo, sugerente y bello a partes iguales. Ni siquiera le falta una chispa de humor. Y todo condensado en esta breve y brillante sucesión de palabras:


"Llamadme Ismael. Hace años, no importa cuantos exactamente, hallándome con poco o ningún dinero en la bolsa y sin nada de especial interés que me retuviera en tierra, pensé que lo mejor sería darme a la mar por una temporada para ver la parte acuática del mundo. Es una manera mía de combatir la melancolía y de regular la circulación de la sangre. Siempre que siento que empiezo a hacer mohínes y a enfurruñarme, y noto las húmedas brumas de noviembre en mi espíritu; siempre que me sorprendo parándome ante las funerarias, o incorporándome al cortejo de cuantos funerales encuentro, y sobre todo, cuando mi hipocondría prevalece de tal manera sobre mí, que tengo que echar mano de todos mis principios morales para evitar salir a la calle deliberadamente, y a golpes y de modo metódico, quitarle a la gente los sombreros de la cabeza, entonces es cuando comprendo que ha llegado el tiempo de volver al mar con urgencia. Este es el sustituto que uso para el suicidio. Catón se arroja sobre su espada con elegancia filosófica; yo, pacíficamente, me embarco" [...]


"Moby Dick" de Herman Melville -Traducción: Juan Gómez Casas

6 comentarios:

Mar dijo...

Nunca me había llamado la atención este libro y creo que es debido a toda la leyenda y el circo que gira en torno a la ballena y su perseguidor, pero cuando te hablan bien... habrá que empezar a pensárselo!!

Besitos

P.d. Peazo de dibujooooooo!! ;-D

Anónimo dijo...

dichosos los ojos, por fín has actualizado este genial blog.

Un abrazo

katakraos dijo...

Es como Phone Bone, que estaba enamorado de ese libro.

Y si, es verdad, el comienzo es impresionante :D

La ilustración me gusta mucho. Muy evocadora.

RAULE dijo...

De acuerdo, no es "El corazón de las tinieblas" de tus amores, pero es un novelón de tomo y lomo que no tiene nada que envidiarle.
Un abrazo desde Barna City!

Juan Díaz Canales dijo...

¡Gracias a todos por vuestros comentarios!

Mar; El principio es una maravilla. El resto del libro... bueno, los clásicos llegan a ese estatus por algo. Aún así la lectura se puede hacer un poco pesada, porque tiene capítulos enteros de cariz enciclopédico describiendo pormenorizadamente la caza de la ballena, las diferentes especies, su anatomía, etc. Eso puede frenar un poco la lectura. Pero ya sabes, todo lo bueno de esta vida conlleva algo de esfuerzo ;o)

Anónimo; Desde el agradecimiento le diré que deberíamos evitar la trivialización del término "genial". Al margen de algunos textos parafraseados, por estos lares no se encuentran cosas a la altura de adjetivo semejante.

Katakraos, ¡Es verdad! Volviendo al tema de la posible "pesadez" de Moby Dick, supongo que ese es el gag recurrente de Phone Bone, que se lo está intentando leer a todo cristo (sin ningún éxito)

Raule; Ahora que lo dices, de repente me doy cuenta de que tienen cosas en común. Ambos tratan sobre la fascinación que ejercen sobre los narradores- testigos dos personajes marcados por sus obsesiones y/o locura (Kurzt/Ahab)
Sobre cual es mejor o peor, no deja de ser una cuestión de gustos, y por lo tanto baladí.

juanberrio dijo...

sí, señor, fantástico principio.
... y fantástica ilustración